info

311 202 9706

usuario

Mi cuenta

0 carro de compras
X
Carro de Compras
Tu Carro de Compras está vacío

SUB TOTAL

VER CARRITO
telefono
ofertas
usuario
consejo home office
Dic.21,2021

Consejos para mantenerse sano mientras se trabaja desde casa

En el último año, muchos de nosotros hemos convertido nuestras casas en oficinas. Nuestras computadoras están siempre ahí

Espiándonos, mientras nos ruegan que revisemos nuestro correo electrónico o que terminemos un proyecto durante el fin de semana. Los límites de la vida laboral y la vida personal se han diluyendo, haciendo que los niveles de estrés y tensión aumenten (y nuestros niveles de motivación disminuyan). El lugar que antes ofrecía una barrera contra todo lo relacionado con el trabajo se ha infiltrado con conferencias telefónicas y hojas de cálculo. Es hora de recuperar nuestros refugios de bienestar, crear un espacio para desconectarnos y encontrar nuevas formas de relajarnos cuando el trabajo está siempre a un clic de distancia.

Aunque nuestras nuevas oficinas en casa no son el único factor estresante del año pasado (hola, pandemia mundial), estar todo el día conectado al trabajo ha contribuido definitivamente, así que hemos creado una guía para vivir bien y relajarse mientras se trabaja desde casa.

CONSEJOS PARA TRABAJAR DESDE CASA MANTÉN TU RUTINA DE SUEÑO

Desde el cansancio de vivir una pandemia, la perdición del desplazamiento en las redes sociales, las reuniones virtuales y el intento de acomodar tu horario a la nueva normalidad, es probable que te sientas muy cansado este año. La Clínica Mayo afirma que el estrés adicional, el tiempo en pantalla y la menor interacción social pueden contribuir al insomnio y a la sensación de cansancio. Puedes ayudar a recuperar el sueño yendo a la cama a la misma hora todas las noches, durmiendo de 7 a 9 horas seguidas y meditando, que se ha demostrado que mejora el sueño, reduce el estrés y disminuye los niveles de fatiga.

ENCUENTRA TIEMPO PARA MOVER TU CUERPO

Además de dormir mejor, encontrar tiempo para mover el cuerpo durante la jornada laboral puede ser beneficioso. Ya sea andando en bicicleta, dando un paseo por el vecindario o haciendo una sesión de ejercicios de cuerpo entero a la hora de comer, cambiar de aires y aumentar las endorfinas puede dar un empujón a tu estado de ánimo.

INCORPORAR EL MASAJE

Según la Clínica Mayo, los masajes ofrecen muchos beneficios para la salud, desde la disminución del estrés, el dolor, los dolores musculares y la circulación hasta la disminución del ritmo cardíaco y la presión arterial. También señalan que se ha demostrado que los masajes minimizan los dolores de cabeza, los dolores nerviosos y los dolores de espalda y cuello. Aunque ha sido difícil crear un horario consistente con un terapeuta de masajes en el último año, ahora mismo necesitamos los masajes más que nunca. Afortunadamente, según Healthline, hay algunos tipos de masaje para aliviar el estrés que se pueden hacer desde la comodidad de tu casa con masajeadores de mano.

Masaje Shiatsu: Esta técnica de amasado profundo puede ser realizada por un masajista o por masajeadores eléctricos. Promueve la calma emocional y física, reduce la tensión muscular y ayuda a aliviar el estrés.

Masaje de amasamiento profundo: Este tipo de masaje puede ayudar con la tensión muscular causada por el estrés.

Masaje con aromaterapia: Utilizar la aromaterapia con el masaje puede ser útil para las personas con estrés, ya que se ha demostrado que despertar los sentidos mejora el estado de ánimo.

CREAR UN REFUGIO PARA TRABAJAR DESDE CASA

Crear un espacio cómodo, positivo y agradable para el trabajo es importante cuando se trabaja desde casa. El Dr. Bang, de la Clínica Cleveland, afirma que hay cuatro áreas en las que hay que centrarse a la armar el escritorio:

Cabeza: Mantén la cabeza y la columna vertebral en una posición neutral, asegúrate de que la pantalla del ordenador está directamente delante de donde miran tus ojos principalmente. Si tiene un monitor, no lo mantenga en el mismo lugar durante mucho tiempo. Cambia la ubicación cada pocas semanas moviéndolo a la derecha o a la izquierda de tu ordenador principal.

Brazos: Los brazos deben estar a 90 grados, los hombros relajados y alejados de las orejas, y los codos doblados con las muñecas neutras. En la medida de lo posible, debes utilizar un mouse ergonómico en vez de uno tradicional para evitar el síndrome del túnel carpiano.

La espalda: No todo el mundo tiene acceso a una silla de escritorio ergonómica, pero hay algunas formas de apoyar la espalda en una silla tradicional. Mantén las piernas y los muslos paralelos al asiento. Puedes utilizar una caja o un taburete para apoyar los pies y mantenerte en esta posición si los pies no tocan el suelo. Pon una almohada en la parte baja de la espalda para que ésta se adapte de forma natural y la cabeza quede sobre el cuello y los hombros en lugar de inclinarse hacia delante.

Movimiento: No querrás quedarte en el mismo sitio durante mucho tiempo (aunque tu escritorio sea ergonómicamente correcto), así que programa un temporizador para pararte y moverte cada 45 minutos o una hora. Incluso puedes estirarte desde tu escritorio mientras lees tus correos electrónicos o en una reunión virtual sin cámaras.

Otras formas de crear un entorno positivo para la oficina en casa son colocar el escritorio en una zona bien iluminada de la casa, añadir plantas al espacio (se ha comprobado que la jardinería y la conexión con la naturaleza mejoran el estado de ánimo) y encontrar un lugar que otorgue privacidad frente a tu pareja, hijos o compañeros de cuarto para reducir los niveles de estrés mientras trabajas.

consejos

DESCANSO MENTAL

Cuando se trabaja desde casa, es fácil olvidarse de hacer una pausa de 15 minutos o de almorzar, pero también es importante darse un descanso mental de la pantalla. Tanto si te alejas para meditar durante 5 minutos, como si das un paseo alrededor de la manzana o haces un breve ejercicio de respiración, permítete alejarte para cuidar de ti mismo. Establecer propósitos semanales, planificar tu semana con antelación y comunicar tu horario a tus compañeros de cuarto, a tu familia y a tus compañeros de trabajo puede ayudarte a dedicar tiempo a tu descanso mental.

●Restringe tus pantallas cuando no estés trabajando: Crea un horario para ver la televisión, navegar por las redes sociales e incluso hacer FaceTime con tus amigos y familiares. Es importante tener límites, especialmente con tus pantallas ya que pueden afectar mucho tu horario de sueño.

●Practica la gratitud: Crea un diario de bienestar y escribe todo lo que agradeces. Un estudio realizado por UC Davis descubrió que las personas agradecidas duermen mejor y tienen más energía mental y física a lo largo del día (¡que necesitamos para el trabajo!).

●Crea un plan para desestresarte: Todos vamos a estar estresados al menos una vez esta semana, así que crea un plan para cuando eso pase. Escribe una lista de cosas que te ayuden a cambiar tu estado de ánimo a un estado más positivo, ya sea recordándote a ti mismo que tienes que dar un paseo, meditar durante 5 minutos o hacer estiramientos. Es importante estar preparado, ya que no siempre podemos pensar con claridad en los momentos de estrés.

¡AÑADIDO AL CARRITO CORRECTAMENTE!

×